Gerard Granel: La ontología marxista de 1844 y la cuestión del "corte"

[Apocalypse now (1979), o la coextensividad hombre-naturaleza.]

En el quinto párrafo de AE, justo cuando esperamos que la nota al pie remita directamente a los Manuscritos de 1844 o, al menos, a la obra de Ludwig Feuerbach, el texto remite a un tal «Gerard Granel». Basta leer el artículo de Granel, «La ontología marxista de 1844 y la cuestión del "corte"» para entender que no sólo ofrece los elementos fundamentales para la ontología de AE sino que posiciona a este libro relación al althusserianismo. Lo que sigue es la presentación que Ernesto Feuerhake redactó para el número de Actuel Marx / Intervenciones en que fue publicado el texto de Granel y, más abajo, un link para descargar el texto completo en PDF. Convido también estos apuntes al respecto y, de paso, va una foto del mismísimo Granel:



El ensayo del filósofo Gérard Granel (1930-2000) cuya traducción presentamos aquí, «La ontología marxista de 1844 y la cuestión del "corte"», apareció por primera vez en el libro colectivo L’endurance de la penséelibro en homenaje a Jean Beaufret con ocasión de su sexagésimo cumpleaños, en 1969, por la editorial Plon. Fue incluido luego, en 1972, en el libro de Granel titulado Traditionis traditio, publicado por la editorial Gallimard. Figura allí como capítulo único de la tercera sección del libro: Incipit Marx. La andadura filosófica de Granel es muy rica, y sobre todo de una densidad extraordinaria, como el lector no dejará de reconocer. Sus primeros estudios publicados estuvieron dedicados a Husserl y a Kant (Le sens du temps et de la perception chez E. Husserl, en 1968, y L’équivoque ontologique de la pensée kantienne, en 1970, ambos por Gallimard, vueltos a publicar por T.E.R. en 2011 y 2009, respectivamente). Fue también traductor de insólita fecundidad: Husserl, Heidegger, Gramsci, Wittgenstein, Hume, entre otros. En la editorial Trans-Europ-Repress (T.E.R.), por él mismo fundada y dirigida hasta su muerte, publicó también De l’université, en 1982, y Cartesiana, en 1984 (en colaboración con Bernard Bouttes). Más tarde, por la editorial Galilée, publicó Écrits logiques et politiques en 1990, y Études, en 1995. Póstumamente, por T.E.R. y bajo el cuidado de su viuda, también filósofa, Élisabeth Rigal, junto a un equipo de trabajo, apareció Apolis en 2009.

L’époque dénouée fue publicado en 2012 por Hermann. Sobre su obra existen tres grandes recopilaciones de ensayos: Granel: l’éclat, le combat, l’ouvert, al cuidado de É. Rigal y de Jean-Luc Nancy, por Belin en 2001; Gérard Granel ou la rigueur du dénuement, por T.E.R. en 2012, y las actas del coloquio que tuviera lugar en el Centro Cultural Internacional de Cerisy: L’archipolitique de Gérard Granel, por T.E.R. igualmente, en 2013. El sitio web www.gerardgranel.com, muy completo, se mantiene constantemente activo.

En un mundo que se mundializa en la medida misma en que se deserta o despuebla, la tarea que se dio Granel fue la investigación lógica. Entendió aproximarse al desate del nudo de nuestra existencia histórica en un análisis a la vez, e indisociablemente (puesto que se trata de «respetar el nudo de esencia y hecho»), lógico y político de lo que tuvo la osadía de llamar nuestra época. En un recorrido teórico que halla sus comienzos en el «taller», como él dice, del mayor rigor fenomenológico, rigor tal que en ocasiones puede en él volverse dureza, y cuyas últimas expresiones son las de un trabajo crítico y revolucionario, no menos riguroso, la de Granel es la obra de un verdadero fi lósofo-militante, que ya en el «Liminiare» de Traditionis traditio explicaba que lo único que podía sustentar la existencia y reunión de los textos allí publicados juntos era su estar «atravesados» por un «mismo movimiento de absoluta confi anza en el "pensamiento"». Declarar absoluta confi anza en aquello mismo que no obstante se escribirá entre comillas: signo del carácter de un pensador admirable. Con Granel somos testigos de una instancia en que lógica y pasión se vuelven indiscernibles, rigor apasionado o estricta pasión, instancia conocida de nosotros quizá, de diferente manera, por Aristóteles (a quien Platón, desdeñoso y con afecto, llamaba «el lector»), por Husserl o por Spinoza.

En castellano, hay de Granel hasta ahora, sin contar el presente, cuatro escritos: tres publicados en Lima, uno en Buenos Aires. En Lima: «Hume: el cinismo de la producción», en la revista Aretè, II, n° 1, 1990, «Más allá de la sustancia, ¿hasta dónde?», en Aretè, X, n° 1, 1998 y «¿Monocultura? ¿Incultura?», en Aretè, X, n° 2, 1998. En Buenos Aires: «ejos de la sustancia: ¿Hasta dónde? (Ensayo sobre la Kénose ontológica del pensamiento desde Kant)», una vez más, pero esta vez dentro de La declosión de Jean-Luc Nancy, por La Cebra, 2008. Agradecemos la generosidad de Élisabeth Rigal por permitirnos y por apoyar la añadidura ahora de este quinto. 

En un pronto número de Actuel Marx/Intervenciones, destinaremos por nuestra parte algunas lecturas a intentar hacerle justicia al texto que aquí presentamos, hacerle justicia a un texto cuya formidable profundidad es equivalente a la extensión de sus alcances, es decir a su importancia.

Ernesto Feuerhake,
Actuel Marx / Intervenciones N° 16,
primer semestre 2014, pp. 17.

de Gerard Granel.






No hay comentarios:

Publicar un comentario