Apuntes para un retrato filosófico de Gilles Deleuze

[Magical Mystery Tour (1967), o «el método de dramatización».]


Lo que sigue sirve tanto para introducir al pensamiento de Deleuze como para orientar a quienes ya estén inmersos en él. José Luis Pardo ofrece, en cuatro sesiones, algunas de las principales tesis de su libro El cuerpo sin órganos (Presentación de Gilles Deleuze). Estas sesiones compusieron el curso de verano «El gesto filosófico de Deleuze», del Programa d'Estudis Independents del MACBA (Museu D'Art Contemporani de Barcelona), dictado en julio de 2010.



La dificultad de comentar a Deleuze: lecturas internas, lecturas externas. — Seguir el movimiento del pensar. — Bergson o Aristóteles: potencia, acto, tiempo. — Pensamiento y representación: Deleuze con Platón. — Ser y devenir (o el ser y «el ser en cuanto no-ser»): «Alicia crece». — Predicados puramente potenciales. — Superficie física de los cuerpos y superficie metafísica del lenguaje: el problema del sentido. — Un esquema deleuziano: (i) la otra escena; (ii) la condición; (iii) la ficción. El concepto de expresión.


Spinoza y el problema de la expresión. — Sensibilidad y entendimiento. — Kant y la distinción crítica: intuición y concepto. — «La muerte filosófica de Dios.» — Qué es «modernidad» para Deleuze. — Kant, el sujeto, el tiempo. — Kant o Spinoza. — Interés filosófico de las lecturas «falsificadoras». — La Genealogía de la moral como ensayo de corrección de la Crítica de la razón pura. — ¿De dónde vienen los conceptos? — Eje melódico de la sensiblidad, eje armónico del entendimiento: la discordia de las facultades como nudo genealógico del sentido común. — Virtual, actual. — Qué diría Hegel sobre todo esto. — El problema de la historia de la filosofía. — Nietzsche y la «sodomía filosófica». — Locura: experiencia empírica y principio trascendental. — La dualidad desgarradora de la estética y la «intuición fantasma». — Violentar el pensamiento: la obra de arte.


Presentación de Sacher-Masoch: «Más allá del principio de placer» e instinto de muerte. — Repetición y placer. — El tiempo cíclico y el tiempo fuera de sus goznes. — Benjamin y los disparos revolucionarios contra los relojes. — Invertir la relación tiempo/movimiento: Kant y la forma vacía del tiempo. — Nietzsche y el eterno retorno como forma del devenir. — El drama del tiempo y la memoria ontológica. — La experiencia del delirio en «El perseguidor» (Julio Cortázar) y en qué sentido los ferrocarriles «hacen ciudad». — La improvisación en el jazz: la fuga del pulso (off-beat). — Proust y Bergson: la flecha del pensamiento y la memoria involuntaria. — Zarathustra: «no la creencia sino la parodia de toda creencia». — La muerte según Blanchot: la irrealidad de lo indefinido. — Lo impersonal y un «se muere» más profundo que el «yo muero». — Tiempo desencadenado, Instinto de muerte, Cuerpo sin órganos.


Cine: el paso de la imagen-movimiento a la imagen-tiempo. — El concepto de simulacro. — Aristóteles: poesía e historia. — Artaud y el CsO. — Hegel en el concepto lacaniano de «familia». — Deleuze celebra a Castro, a Nasser, a Giap... — El encuentro con Felix Guattari y el proyecto de Capitalismo y esquizofrenia. — Los usos del psicoanálisis. — El Anti-Edipo como filosofía política del 68 y como balance de una revolución fracasada. — Marx con Freud: liberación conciente y liberación inconsciente. — Marcuse y el freudomarxismo. — Spinoza, Reich y el problema de la servidumbre voluntaria. — El análisis de la mercancía en el primer libro de El Capital (Crítica de la economía política). — El concepto de «valor». — Códigos y flujos. — El giro subjetivo, de Copérnico a Marx. — El cuerpo lleno del Capital. — El concepto de «trabajo abstracto». — Hacer historia universal: contingencia y retrospección. — Trabajo y deseo en condiciones capitalistas: la producción desborda la representación. — La esencia subjetiva y universal del deseo: axiomática y explotación. — La carencia es socialmente producida. — Concepción materialista del deseo y concepción materialista de la historia: sólo hay el deseo y lo social. — El doble programa de Deleuze y Guattari. — Brutalidad de Lyotard.




No hay comentarios:

Publicar un comentario